Welcome!!

Hola a todos, bienvenidos a este mi blog! espero poder dedicarle el tiempo necesarios para hacer de este sitio un sitio divertido, entretenido y variado. Para así llegar al mayor público posible y cumplir todas vuestras exigencias y peticiones! Espero que sea de vuestro agrado. Un abrazo.

4 nov. 2013

Maldita virtud

Maldita virtud

Sigue siendo raro tener una cualidad que me acompaña desde siempre y que esa cualidad la considere más como un defecto que como una virtud. Esa cualidad no es otra que tener una especie de intuición que te surge en un momento dado sin avisar y te dice que algo va a pasar con total seguridad. Esta cualidad, defecto o virtud, es la que me dio la certeza para saber que volvería y también me dio la solución al problema que se me vendría encima más adelante. Pero entre medios debía suceder algo que sucedió a medias, entre el principio y el desenlace debía haberme dedicado tan sólo a dejarme llevar, aún sabiendo cuál sería nuestro final debía haber aprovechado todo los momentos buenos y ni siquiera percatarme de los malos. Pero no fue así.

Nada ni nadie me va a cambiar. Voy a seguir siendo el mismo, con mis pocas virtudes y mis muchos defectos, mis grandes esperanzas y mis pequeños éxitos. Eso no quiere decir que no haya que pulir ciertas facetas de mi forma de ser para poder ir siendo más y más feliz conforme uno se va haciendo viejo. Y tengo que aprender a disfrutar el momento, a saborear esos pequeños instantes sin pensar en lo que viene después o en lo que hubo antes. El truco debe estar en pensar lo justo y necesario según la situación dada y dejar que todo fluya con una sonrisa en la boca.

Dicen que en cada paso que das en tu vida dejas una huella, una huella que puede diluirse con el paso del tiempo o una huella que se queda grabada para siempre. Cada paso dado de mi vida está ahí y no hay marcha atrás, lo que haces, hecho está y hay que seguir adelante, avanzar por esta vida que no es más que un cruce de caminos con miles de puntos de encuentros, dónde las diferentes vidas se entrelazan.

Sé que muchos no sabréis ese final que yo conocía, otros os haréis una idea, y otros tenéis la mala suerte de saberlo ya, no es un final distinto al que debía suceder aunque puede que sea un final precipitado, ya que ha llegado antes de comprender el porqué nuestros caminos se cruzaron, pero esto es otro tema y quiénes tenemos que llegar a descubrir la respuesta somos nosotros, supongo que cada uno por su lado, o quizás juntos algún día separados por un “trozo de madera”.

Yo, soy un caminante sin camino buscando la senda de mi vida, sin olvidar los pasos dados y pisando más fuerte cuánto más avanzo. No hay más que seguir adelante, si tropiezas con alguna piedra por tu camino es porque alguien la puso ahí para hacerte ver algo, y sólo vale recordar que el secreto de la vida está en que siempre hay que levantarse una vez más de las veces que te has caído.



No sé ni cómo, ni cuándo, ni dónde,
pero si va a ser… será en su momento.
Y será hermoso.

Alberto Ortiz
4/11/2013


Mi débil felicidad

Mi débil felicidad

Voy perdidito y me he encontrado a una princesa, me he encontrado entre sus labios cuando besa, besa, me besa…

Una vez leí que la vida es irónica porque aquella persona que saca lo mejor de ti y te hace más fuerte es tu debilidad. En mi caso esa persona que aún no saca lo mejor de mi pero quizás me esté haciendo más fuerte sin darme cuenta es la que me hace feliz. Son noches, horas, minutos, o tan sólo suspiros de felicidad, pero es por la que merece la pena mirarse al espejo y verse débil ante el mundo.

La vida no se trata de esperar a que la tormenta pase, se trata de aprender a bailar bajo la lluvia, eso es lo que me hace afrontar mi debilidad, y no dejarme llevar sino mirar la situación e intentar disfrutar el momento, esperar a cada segundo a su lado, verla sonreír y regalarme un nuevo cielo. Disfrutar con las cosas de las que algún día me podría enamorar, su caminar, su despertar, su forma de hablar, su mal humor, su pelo, su voz… Y así esperar al instante en el que soltaría el mundo para coger su mano.

Este es mi plan, al menos es el que quiero mantener aunque ¡No sé que hacer! Sólo sé que quiero quedarme aquí. Sólo quiero estar aquí contigo el mayor tiempo que pueda. Estoy intentando descubrir qué hacer, pero no sé. No tengo la menor idea de cómo descubrirlo. Porque necesito que me lo digas.

Soy de los que piensan que no conocemos a las personas por casualidad, todos estamos destinados a cruzarnos en nuestra vida por alguna razón, no tengo la certeza de porqué estamos en el mismo punto de nuestro camino, sólo sé que nos han colocado aquí por algún motivo y pienso caminar a tu lado hasta comprender el porqué y por cuánto tiempo.



No sé ni cómo, ni cuándo, ni dónde,
pero si va a ser… será en su momento.
Y será hermoso.

Alberto Ortiz

31/10/2013