Welcome!!

Hola a todos, bienvenidos a este mi blog! espero poder dedicarle el tiempo necesarios para hacer de este sitio un sitio divertido, entretenido y variado. Para así llegar al mayor público posible y cumplir todas vuestras exigencias y peticiones! Espero que sea de vuestro agrado. Un abrazo.

28 oct. 2012

Podría escribir una historia de amor a cada pareja…


Podría escribir una historia de amor a cada pareja que vea a mí alrededor.
Aquella que pasean juntos al perro; o a esa otra que pasean con las manos metidas en el pantalón del otro; o a aquella de ancianos que pasean agarrados de la mano; incluso a esa en la que el hombre camina 2 metros por delante de la mujer; o aquella en la que el hombre hace de pechero mientras su mujer compra de forma compulsiva; o esta otra que vienen al fútbol juntos todos los domingos; siempre podré escribir las historias de mis padres, mis tíos o la de mis abuelos con esa cantidad de anécdotas que me han ido contando año tras año.
También podría describir esa otra relación en la que ella es 2 veces más “grande” que él y siempre se ven en el mismo banco; o esa otra en la que ella es un bellezón y él un simple gordito con la cara bañada en acné; y porqué no esa multitud de parejas que cada año vienen nuevos al piso de en frente y acaban rompiendo… lo conocemos como el piso maldito.  

Las parejas que empiezan; las jóvenes; aquellas que con una mirada se dicen todo; esas otras que se ven que están empezando, como ese chico que no sabe si echarle el brazo sobre los hombros o agarrarla por la cintura y al final acaba metiéndose las manos en sus bolsillos; esas otras que aún no son parejas, y que en la mirada de ambos se ve un tremendo sentimiento mutuo y que sin embargo por timidez o llamémoslo “X” no acaban saliendo juntos; o esa otra en la que uno de los dos le dobla en edad al otro… el amor no tiene edad.

 En definitiva podría escribir mil historias distintas de cómo, cuándo y porqué comenzó una relación de amor a cualquier pareja de individuos que pasean a mí alrededor, a todas menos a una, que aún sigue sin ser escrita, la nuestra.


                                               Alberto Ortiz García

26 oct. 2012

Llegó el final

Llegó el día en que pude hablar con ella, se lo tenía que decir, y todo empezó así:

“Sí, yo, yo sé que es difícil recordar las personas que solíamos ser, es incluso más difícil hacerse a la idea a que tú no estás aquí a mi lado, dices que es demasiado tarde para conseguirte, pero, ¿es demasiado tarde para intentarlo? He malgastado mis noches, tú apagaste las luces, y ahora estoy paralizado, atascado aún en aquél tiempo, cuando lo llamábamos amor; pero incluso el sol se pone en ese paraíso que había creado para ti.”

“Odio aparecer de la nada sin ser invitado pero yo no podía permanecer lejos, no podía luchar contra él, y tenía la esperanza de volver a verte la cara, y tener que recordarte que para mi aún no había terminado”.

Faltaba el punto final a nuestra “historieta de amor”, necesitaba cambiar esos puntos suspensivos por un punto y seguido, o punto y final. Y al volver a saber de ella, comprendí todo, así que ya no importa.

“Voy a encontrar a alguien como tú, así que te deseo todo lo mejor, y también que no te olvides de mí, sólo te pido permanecer en tu memoria” “Recuerdo que un día dijiste: A veces contigo veo el amor más fácil, pero otras me duele tanto”.

Y es que hubo una vez en que no supe si querer olvidar; hubo una vez que estuve a punto de entenderlo todo, pero como una señal la nada se quedó. Y cuando ya nada quedaba en mi cabeza comprendí que si se iba y yo también no quedaría nada, ni los momentos buenos... Y ahora que ya todo está casi olvidado yo me peleo por poderlos recordar... esos momentos buenos.

Si el "comieron perdices" existiese de verdad, todavía estaría abrazándote en ese coche, pero todos esos cuentos de hadas son pura mierda, si te escribiera un relato más, me pondría enfermo. Así que es ahora cuando te pongo el punto y final. Hasta siempre.

Alberto Ortiz García

24 oct. 2012

Cumpliendo un sueño


Faltan menos de 7 horas para llegar a cumplir un sueño, un sueño con el que todo malaguista, aunque no lo recuerde, ha soñado. Un sueño que a lo lejos llegó a residir en las cabezas de nuestros abuelos y padres, un sueño que estamos viviendo con nuestros hermanos y con nuestros hijos, algunos afortunados lo vivirán como yo, junto a mi padre, persona que me permitió vivir desde chico el sentimiento malaguista, mamao desde la cuna, también con mi hermano, con mis primos y mi tío, y una cantidad de compañeros de fatigas que nos han acompañado en esta travesía hasta la gloria.
 Gloria que podemos alcanzar con este Málaga semana tras semana, y en especial hoy, en el que nos enfrentaremos ante todo un heptacampeón de Europa, y lo mejor para todos nosotros es que lo haremos de tú a tú, batalleando por la primera plaza de un grupo “C” de la UEFA CHAMPIONS LEAGUE, con un estadio lleno a rebozar de almas que hoy sólo pensarán en el Málaga y en Málaga, con un bufandeo malaguista que nos llevará por todo el mundo, con el que el planeta fútbol se emocionará, la Rosaleda entera botará, se hará un pipi langstrum y España se arrodillará ante nuestra afición, la que tanto ha sufrido y a la que tantos palos nos han dado, y demostraremos que siempre hay que tener fe porque la vida siempre te dará una oportunidad más para dejarte en el lugar que corresponde. Por eso a ti que hoy verás tu sueño hecho realidad en la Rosaleda, o desde tu casa, o desde el bar del barrio, te pido que sumes, que pongas todas tus fuerzas e ilusiones, y que te acuerdes de todo aquel que ya no está con nosotros, aquel que compartía con todos nosotros este sueño, aquel que lo verá desde la tribuna blanquiazul que es nuestro cielo. Todos juntos haremos de este sueño cumplido, un día de fiesta y de homenaje a todo aficionado malaguista, escribiendo en dorado la historia de este club.

Abuelo tu estarás en el estadio conmigo, con tus hijos, y con tus nietos. Hoy verás desde la esquina del Frente Comepipas el partido más esperado en nuestra historia. Va por ti.


Ayer fue historia, mañana será un misterio y hoy es un regalo.                                       Alberto Ortiz García
                                                                                                                         24/10/2012